¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨ARTE, CIENCIA Y POESÍA

viernes, 19 de abril de 2019

SALVAR LA LUZ


                         

las hormigas acuchillaban con hojas el mañana
para que su alianza nos doliera,
el porvenir se nos caía gris
encima
pero todo tenía otro lugar donde hacerse dolor
o ceniza.

creíamos que la noche se ponía
nuestros mejores zapatos
por el brillo de las estrellas
y acabábamos pensando
que se descalza
para sangrar de alegría
pero era el agua de nuestros ojos,
donde se iban bañando la luces
de la noche.

yéndose fue como el tiempo
pasa.

yo limpiaba unas cristaleras como si fueran mis hijas
mientras recitaba a Gibran
y de la nada de los cristales
salieron abejas
hacia mis ojos de la noche ahogados
de luces
intactos

comprendí entonces la secreta dignidad
del espacio
algo que parece coincidir
con la melancolía
con una capacidad de luz
suficiente
para abrigar lo que se abandona

pero nunca sabré hasta cuándo
un lugar sigue existiendo en el agua
en el cristal
en la ceniza
en el brillo
de nuestros ojos,
hasta cuándo un lugar que existió en la pureza
persiste
en el rito constante de la naturaleza.





© SALVAR LA LUZ Gabriela Amorós Seller
















 Licencia de Creative Commons
SALVAR LA LUZ by Gabriela Amorós Seller is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...