¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨BLOG DE LITERATURA Y ARTES PLÁSTICAS

miércoles, 11 de enero de 2012

Cauces de centeno

Burdeles de luz,
Rutilantes avenidas,
Si sólo soy un noray nocturno
Arrancado del fango del suburbio
que ansía amarrarse a sus heridas.







En un callejón de brillo jugoso, donde noche tras noche los contornos simulaban cuarzos lunáticos incendiándose en charol, ocurría algo sutilmente profundo. Dos enigmas se engarzaban en una sucesión de cópulas diferidas. Cada fugaz estremecimiento ahogaba el inicio del siguiente de modo que nunca se alcanzara la precisión de lo absoluto.
Si el ocaso -que en esos instantes rompía- se desfondara en su propio desguace, existirían los borbotones de ónice más que de nube o todo el carbón atormentado de la historia parecería ascender a la espera de su canonización vertical e irrevocable. Pero cada rigor de atmósfera negra no era obra de ningún cráter ni de un titán de grava incandescente. Era la consecuencia salvaje de aquellas arcadas de fiebre que en sí mismas protegían su secuestro lanzándose como cauces de centeno hacia el infinito.

Estos flujos de copo aporreado pudieran ser o bien eclosiones de una progenie transitoria -que aquellos dos enigmas tendieran a engendrar con cada privación de máximos- o algoritmos torrenciales que revelaran la verdadera sinrazón de tales enigmas.

Pronto supe que los géiseres que abrían el éter eran poemas.



Burdeles de luz,
Rutilantes avenidas,
Si sólo soy un noray nocturno
Arrancado del fango del suburbio
Que ansía amarrarse a sus heridas.


Vivir como un seísmo
Robado al inframundo,
Como una carótida exhumada.
Hay lenguajes de abismo
Que rebañan el nirvana.

(Hurgad esta alborada
Y desclavarme de su beatitud).

La verdad comienza
En cada punta de lanza,
El resto es sólo esclavitud.


La eslora de una mano
No se ha de medir a puños,
La profundidad de un grito
No se calcula con bengalas,
No se calcula.
No se traduce la fisura
Ni el miedo se pospone.
No existe en el fuego
La precisión o el orden,
Ni la furia de las bestias
Se podrá jamás besar.


Fastuosos tejidos,
Flamantes discursos,
Tan impecablemente encauzados,
Como glandes de mármol
Púdicamente endurecidos
Para servir a la golfa eternidad.


Disfrazada de sed
Es posible que me encuentre la boca.
Disfrazada de atasco
Podré rebuscarme,
Removerme
O precisar incluso mi escombro.
Y una flota de alientos
Encallará en tanto derribo
Y al fin dejarán de picotear.
Entonces mis pestañas corsarias,
Entonces el pómulo bandido,
Emprenderé más batallas,
Socavaré a los benditos
Con tan sólo gesticular.
No, hoy voy a desarmarme,
Hoy únicamente sostengo
Coraje sencillo,
No es más que eso,
El de una loba galopada
Que por mucho
Que la vejen
Para hacerla ladrar
Nunca renunciará a su aullido.



La imagen pertenece a la obra de la fotógrafa Susan Burnstine


  Licencia de Creative Commons
Cauces de centeno by Gabriela Amorós Seller is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

50 comentarios:

  1. Dios Santo!! GENIAL, Gabriela. Que podría decir más, salvo que tienes el gran diccionario en tu mano y lo husas a destajo y con una inusual intuición que yo envidio, de veras, aunque es una envidia admiración.
    Besos, Be...

    ResponderEliminar
  2. El día se ha iluminado.
    Por fin.
    Gracias Gabriela por compartir tu don.
    Me voy feliz.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me ha parecido estar en el espacio,en medio de un entronque entre galaxias y el ónice del manto estelar,como testigo mudo y sorprendido,asiste al parto de la refriega.
    Que no es otro que la poesía derramada en la vía láctea de tus letras.
    Un placer para los sentidos es leerte.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Texto y poemas perfectamente conjuntados.

    Un placer leerte.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  5. Seguirte en tus incursiones, bucear en tus palabras, prenderse de tus versos: hipnotizante.


    Besosfascinados.

    ResponderEliminar
  6. Toda la composición encadena con precisión la prosa y el verso hermanando formas que hemos convertido en antitéticas pero que personalmente las considero necesariamente complementarias.
    Y siguiendo esa taxonomía convencional, si hablamos de esos versos que has escrito, es hablar de cúspides poéticas de gran altitud a las que llegas faltándote el oxígeno por la maravillosa profundidad de sus cumbres líricas y metafóricas.
    Excelente, excelente, Gabriela.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Increible conjuncion de imagenes en tus letras. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Prosa y poesía confirman la inutilidad de fijarse en las formas, la profundidad es honda (en el formato que la ubiquen),

    justamente, en un correo había escrito hace poco que la realidad me parecía una cosquilla en diferido,,, así que me ha recorrido las venas de polvo de piedra esa cópula diferida (la de los enigmas),

    Nosotros mismos (¡escritores?) tendremos que disfrazarnos de tesoro escondido para tropezar con el mar, quizás sea así el juego de la sublimación; como dijo Toro Salvaje hoy amaneció, y yo me llevo al frutillar esta hebra de sol:

    La verdad comienza
    En cada punta de lanza,
    El resto es sólo esclavitud.

    Muchas gracias por seguir compartiendo, un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  9. OPUESTOS PERFECTOS

    Lo vi caer obscuro
    así es él siempre
    fiel como un perro

    Lo vi caer de espaldas
    haciendo una cruz invertida
    como una halaja de hojalata

    No era de caravaca
    pero lo vi caer
    y era profundo, muy profundo

    El fondo era como él
    tan obscuro como fiel
    es el sol al amanecer

    Cubrió la tierra
    con sus huestes y su lucha
    no cesa contra la luz

    El ángel negro
    se desapareció tras la eclosión
    del blanco

    Pelo que era gris
    por la mezcla exacta
    de los opuestos perfectos

    Andri Alba Pichardo.
    Safe Creative.

    ResponderEliminar
  10. En el último verso voy a cambiarlo y dire:

    Pelo gris
    por la mezcla exacta
    de los opuestos perfectos

    Andri.

    Besos Gabriela.

    ResponderEliminar
  11. Ay, la H intercalada que me faltó. Se me olvidó, jajajaja. Besitos!!!

    Andri

    ResponderEliminar
  12. Ninia, es que la emoción indomable es lo que tiene, que es indomable y yo llego a tener, tal vez, demasiada emoción.

    ResponderEliminar
  13. Impactante texto Gabriela, para leer y releer...y siempre encontrar un nuevo destello!

    ...Disfrazada de sed
    Es posible que me encuentre la boca.
    Disfrazada de atasco
    Podré rebuscarme,
    Removerme
    O precisar incluso mi escombro.

    Felicitaciones Poeta!

    Besos, muchos.

    ResponderEliminar
  14. Mi querida Gabriela: Me has dado una alegría al ver que vuelves a estar con nosotros.
    Ya veo que vienes con ganas de dejarnos algo bello, llegas cargada de metáforas, prosa y verso.
    Nos alegramos Gabriela, por volver a tener tus versos.
    Te dejo un fuerte abrazo en el corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  15. La raíz de la luz y de la sombra en el verbo antes de ser verbo, en tu mirada antes de que tu palabra diera nombre a cada objeto en el mundo.

    ResponderEliminar
  16. Me impresionan tus letras, amiga, ya lo sabes, igual que a todos los que te leen. Es imposible leerte y no impresionarse. No menos me asombran tus inteligentes y bellos comentarios. Te tomas tu tiempo y las palabras surgen de tu garganta, de tu pluma, en un vaiven de arrebatos lingüísticos. Escribes lo que tu mente maravillosa piensa, escribes oscilaciones de puro sentimiento para deleite de los que te seguimos.
    Mil besos, corazón!!

    ResponderEliminar
  17. Gabriela me alegra verte de nuevo actualizando.
    Ti escritura es todo un lujo.
    Un cálido y tierno abrazo querida

    ResponderEliminar
  18. Mi querida Gaby: Esa emoción "imparable" que te brota de las entrañas para ser volcada en textos y poemas maravillosamente intrincados y compulsivos. Siempre me dejas con la boca abierta -pasmada- y vuelvo a leerlos una y otra vez. Ufffff tu ingenio y forma de expresión son inigualables. Besos y abrazos, amigaaaaaaaaa!! Ten por seguro que jamás te veremos "renunciar a tus aullidos"...

    ResponderEliminar
  19. Genial!!! Impresiona tu forma de expresíon. "El de una loba galopada
    Que por mucho
    Que la vejen
    Para hacerla ladrar
    Nunca renunciará a su aullido".

    ResponderEliminar
  20. Me ha encantado tu poética. Tu indomable emoción, tu indomable fuego, tu indomable aullido, tu indomable lengua, tus indomables versos, tu indomable ALMA.

    Un abrazo fuerte.
    Mercedes.

    ResponderEliminar
  21. Hola. Una amiga de blog (M.Flores) me ha recomendado el tuyo y la verdad es que escribes muy bien. Cuando me dijo tu nombre me sonaba muchísimo, no se por qué, pero me suena. Si no te importa, seguiré tu blog porque me encanta.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Gabriela, querida amiga escritora, he tomado todo mi tiempo para volar sobre tu blog y, en realidad, como cada vez que lo hago salgo enormemente contento y satisfecho de poder estar a tu lado, cerrar lo ojos y valorarte inmensamente.
    Te aprecio de corazón y te dejo un abrazo y beso enorme.
    Jorge.

    ResponderEliminar
  23. Eres un magma atroz que suaviza el terremoto. Gótica y primavera, te veré salir de los templos con una mirada alucinada. Y caeré postrado. Sólo porque sí.

    BS.

    ResponderEliminar
  24. Como plantea alguno de los comentaristas hay algo de volcánico en este texto que nos muestras. Digamos que el texto en prosa se parece al montículo que ha de soportar el cráter y que, de algún modo, lo da una forma concreta a la erupción que se manifiesta y los poemas que acompañan simulan como vómitos de lava de los que surgen en momento informales, producto de necesidades internas y que los mortales exteriores sólo vemos la intensidad de la salida y la dimensión y temperatura de lo expulsado. Un beso medio volcánico

    ResponderEliminar
  25. ME ALEGRO MUCHÍSIMO POR TU REGRESO MI GABRIELA.TUS ENTRADAS SABES QUE ME FASCINAN,TANTA FUERZA EN ELLAS...
    MILLONES DE BESOS.

    ResponderEliminar
  26. De nuevo por aquí que biennnnnnnnnn, al final...volviste!!!no sabes lo que me alegra poder leerte de nuevo!!!!!!!!!!!millllll besosss y bienvenida

    ResponderEliminar
  27. !AY ! Gabriela, me han dejado sin tiempo, solo escasamente 3 horas para todo. Tú tienes un a emoción indomable y yo una pasión incorregible. Mi vida es una pasión por escribir, y no dejaré que me corten las alas. Soy una soñadora, por eso puedo amar a tope.
    Te dejo mi ternura
    Sor. Cecilia

    ResponderEliminar
  28. "Pronto supe que los géiseres que abrían el éter eran poemas": una "emoción indomable" que consigue transubstanciar en palabras lo que siente. Tu poética consigua algo realmente original: tus textos viven de forma independiente a la realidad; son una realidad paralela que nos invita a vivirla al margen de nuestros referentes, que no valen para poder entenderte. Fundas realidades, eres poeta: "poiesis", creación. No hay imágenes que pueden suplantar los paisajes de tu literatura, que late, magmática, entre las grietas anquilosadas de nuestras percepciones adulteradas por la usura de la rutina.
    Muchas gracias por abrir horizontes.

    ResponderEliminar
  29. ¡Uf!, no sé que me sugiere esta imagen, cómo debo tener la cabeza. Ni con el Test de Rorschach sé que resultados obtendría.

    ResponderEliminar
  30. Claro que no renunciaremos nunca a nuestro aullído! sería renunciar a nuestra propia dignidad, nuestra entrega, nuestro deseo, neustro palpitar...

    Pero que hermosa manera de hacer saber que a veces (pero solo a veces y siempre con control absoluto de neustros actos), dejaríamos que nos hicieran morder el barro para poder con fuerza aullar... (no dice algo así una canción de shakira?)

    Me alegra muchísimo verte de nuevo por aquí, haciéndonos disfrutar de tus meditaciones y letras.

    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  31. Me encanta ese modo de narrar que tienes.
    Una ventana por donde me asomo.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  32. creo sentir en este texto donde narrativa (más propicia al relato), se enmarida con la poética (para darle tremendismo y carácter feérico a la anécdota, la primigenia eclosión de la existencia telúrica de naturaleza y existencialidad biólogica humana para reportar la mítica de la vida. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  33. Gabriela Amorós escritora amiga:

    Te veo en el blog de Xacier ("Toro Salvaje") y vengo aquí atraído por la inmensa fuerza de gravedad de tus palabras y persona. Ahora, por la tarde costarricense cálida y ventosa, me dejaré caer felizmente en tu bello, sensual y poderoso agujero negro a leer y opinar. Ando "encarrerado" como flecha deseosa de dar en un corazón, jajaja!. Como decimos aquí en tierras de Tiquicia, repito: vengo "más lueguito".

    Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

    Frank Ruffino

    ResponderEliminar
  34. "Xavier", quise decir. Ando "pipiriciego".

    ResponderEliminar
  35. La fuerza indomable de tu alma se trasluce en tu prosa, en tu poesía.

    Gabriela eres algo excepcional, único. Gracias mil gracias por compartirlo tan generosamente.

    Un beso, preciosa.

    ResponderEliminar
  36. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  37. Estimadísima escritora Gabriela Amorós amiga:

    (ME IMPORTA UN PITO SI ALGUIEN CREE ESTO ES UNA LISONJA BARATA. A

    GABRIELA AMORÓS HAY QUE PONERLE MÁS ATENCIÓN,SEGUIR SUS PASOS DE CERCA EN

    ESTOS MESES Y AÑOS VENIDEROS. NO HACE FALTA TAMPOCO CARA LISONJA: LOS

    TEXTOS DE GABRIELA SE DEFIENDEN SOLOS!)

    Cuando leí tu poema “Cauces de centeno” no hallé cauce, causa alguna para

    poder escaparme de él, ni menos un corta caminos a fin de librarme del

    influjo, embrujo de tus palabras trenzadas poéticamente con una potencia

    devastadora que por momentos noquea al alma, y vuelve uno a erguirse a la

    cuenta de diez, a querer levantarse de la lona blanca, para seguir

    drogándose uno de ellas y en tres guantazos tuyos repetir el bello drama

    de tu alta expresividad, algunas veces bellamente intrincada y por ello

    enigmática. Me recuerdas a Arturo Rimbaud, mas es apreciación solo mía,

    quizá no, quizá esté yo antes las puertas de una extraordinaria poetisa y

    escritora que brilla con luz propia. Estoy lelo, "no soy digno..." de que

    entres en mi ardiente choza de paja o iglú desolado, de que llegues a

    leer mis humildes textos, cuasi aullidos cuando esta pobre hiena sedienta

    de hacerse de buenas palabras se transforma en lobo por un rato durante

    la fase llena, y así deambula perdida y sonámbula por las colinas verdes

    de “Náralit”, hasta caer en razón de sus torpes esfuerzos por convertir

    el cieno en oro, tu oro que ya lo tienes todo para sí.


    Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

    Frank Ruffino

    ResponderEliminar
  38. Gabriela:

    Repetí comentario al percatarme que sería casi imposible su

    lectura por el tipo y tamaño de letra. Así hice renglones espaciados, mas

    me quedó la introducción entre paréntesis algo deforme pero legible, mi

    objetivo.

    ResponderEliminar
  39. ...Cuando te leo me dan ganas de escribir. Tu talento manifiesto es un

    acicate para desear uno por lo menos intentar mascullar con más ahínco las

    palabras hasta hacer un collar de ellas convincente y que deslumbre al

    espectador!

    ResponderEliminar
  40. Poderosa tu poesía, Gabriela, tanto como tu prosa, poderosas ambas e indomables, desde luego. Son como fuego abriéndose camino entre las tinieblas, fuego cegador y revelador a un tiempo. Me gusta tu forma de escribir, barroca y locuaz, ¡tremenda!

    Y respecto al espacio para los comentarios y sus páginas en mis blogs, los he ocultado momentáneamente, no se han perdido, siguen ahí, sólo que no son visibles ni se pueden poner más hasta que no los habilite de nuevo, porque estos días estoy sin tiempo por motivos laborales, hasta los poemas que estoy poniendo los tenía preparados desde hace una temporadita. Y como no puedo leer a la gente ni comentarles, pues prefiero que ellos tampoco me comenten, me sabe mal, sino, no poder corresponderles adecuadamente. En cuanto disponga de más tiempo, volveré a habilitar la sección de comentarios y a leer a todos los amigos como antes.

    Te dejo un gran beso y un fuerte abrazo, cuídate mucho, mi niña, y disfruta de un fin de semana relajante e inspirador.

    ResponderEliminar
  41. No releeré, me quedaré escuchando el aullido de loba que por los callejones viene anunciando el fracaso de la opresión. Es atributo de los poetas el don y la condena de ser Prometeo: fagocitados que renacen y gozan al hacerlo, pues se mofan del dios de ocasión que entrona el miedo de los mortales angustiados por su insípida finitud. Aquí entonces quedo, luego de esta deriva por los versos que ligera corriente, y profundo cauce, al margen de la contemplación misma. Besos, un placer, como siempre.

    ResponderEliminar
  42. Eres unica Gabi,de verdad.No me extraña que la gente esté enganchada" con tus texto porque todo lo que escribes, lo bordas.Milllllllll besitossss

    ResponderEliminar
  43. Eres brillante, exquisita y genial. Pura inspiración y talento. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  44. Eres excelente, Gabriela, para mi opinión, éste es uno de los 10 blogs que sobresalen en la net, talento verdadero.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
  45. Gracias inmensas por todas estas razones que siempre me regaláis para seguir publicando. Os mando un abrazo y millones de besos. Sois estupendos, no por lo que decís aquí sino porque lo sois.



    Gabriela

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...