¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨BLOG DE LITERATURA Y ARTES PLÁSTICAS

miércoles, 27 de junio de 2012

Urgencia negra













Cualquier día
voy a granular la sombra
para tragarla tropezando,
escucharé la horma del óxido
o noches en los círculos
mientras tanto.

Cualquier día no hallaré en mí
más que un reintegro,
el regreso de lo que por derecho
debe habitar la locura,
mientras tanto
cada molusco pegado
a una infinitud de roca
pronunciará
una certeza de piedra,
la de que aquella roca
es toda su pulpa.

Cualquier día el polvo
caerá en la forma prevista
del objeto al que circunda,
como un déjà vu reincidente,
un cabeceo espectral
o una enagua mortal
de sastrería,
cualquier día
se hará un quebranto
en la exactitud de lo corpóreo,
habrá una urgencia negra,
una negra urgencia,
nos daremos cuenta
de que la muerte
va expulsando sótanos
de otras vidas
sobre la nuestra,
trenzas de enigma
al borde de los cuerpos
como esperando beber
de nuestros miedos jugosos.

Cualquier día
la caída de los nombres
hará un estiércol aturdido
(por aplastado, por innombrable y por mudo),
mientras tanto
atiendo a las hormigas:
-un día mi nombre
irá unido a algo fornicable.


Cualquier día
todo el mar será un submarino
verde y perdido,
y los ojos
dejarán de ser monarquías,
cualquier día
nos calzaremos rocalla
y levantaremos la noche
hacia un cabezal
como abismos erectos.

Cualquier día
me desharé en azul
como un jabón
porque no basto,

mientras tanto

yo sé de un abanico
de fríos relámpagos
descalabrándose contra el papel.











*Fotografía: mi Olivetti.






Licencia de Creative Commons
La emocion indomable by Gabriela Amorós Seller is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

29 comentarios:

  1. Cuántas cosas pueden ponerse en el contexto de ser, acto metafísico, que como en las anáfora de estos versos, se despoje de la potencialidad, y entre en ese mundo de entidades surreales, en las que se mueve el poema, pero que no por ello, son absurdas. Despojarlas de lo absurdo, es lo que nos permite, no sólo familiarizarlas, sino conocerlas. Un beso desde Colombia. Carlos

    ResponderEliminar
  2. Te leo y agradezco haberte encontrado en la espiral que es todo esto.
    Cualquier día me iré a la orilla del río y con tu poema haré una barca. Y partiré sin saber a dónde morir. Pero llegaré a la última vocal de tus palabras e izaré todas las banderas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Yo también me desharé en azul y volveré a origen de los orígenes para cerrar definitivamente el círculo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. No todo será baldío si el azul se nos engulle en esa hora en que la sombra de tanto acechar,cansada de no abrazar lo suficiente,se expanda abarcándolo todo al fin.
    Mientras tanto,estallar contra este mar de la escritura, vadeando la oscuridad irrefrenable...
    Tú lo dices infinitamente mejor y de una bella e inigualable forma.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Y mientras llega ese día, que el abanico de fríos relámpagos siga descalabrándose contra el papel, inigualable poeta.

    Un abrazo.
    Mercedes.

    ResponderEliminar
  6. Leer este poema me ha erizado toda. Sombra, locura, miedos...

    Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Tus creaciones son tan únicas como perfectas. También escalofriantes.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Cualquier día, cuando te deshagas en azúl, todos nos uniremos a tí, para disolvernos como tú.

    Entonces, quizá se pinte un arco iris de iluminado color y todos, absolutamente, renazcamos inocentes a una nueva vida de amor...

    Intenso como siempre, tu post

    Besos guapa

    ResponderEliminar
  9. los relámpagos de una poesía directa y
    desafiante
    muy bueno, saludos

    ResponderEliminar
  10. Mi querida amiga Gabriela:

    Cada día avanzo, para más temprano que más tarde, hacia el final que se avecina donde espero arder en el fuego de las hogueras y levantarme en una gran columna de humo entregando en cenizas y tizne lo que quede de mis palabras. Pero estoy seguro que las tuyas por excelsas y especiales profanarán los círculos y abandonarán esos reincidentes Deja vu para quedar en los mármoles inmortalizada.

    En tu reciente visita a mi blog me hablas de admiración y con eso consigues empañar mis ojos. Porque aparte de admiración siento por tí una devoción que se afianza en cada entrada que adhieres al blog.

    Desde el principio de mis visitas tuve que aprender a leerte. dejando que mis ojos se pierdan en tus mundos oscuros y mágicos entregando mis sentidos a la lectura. Porque las sensaciones que emanan tus textos invaden ojos, oídos, gusto y tacto. Encuentro en ellos desde viajes en el tiempo a épocas históricas excelentemente recreadas a lodazales empetrolados en los cuales me es difícil avanzar pero de los que siempre salgo a otras orillas con las manos llenas.

    Creo haber leído en comentarios que te aluden en otros blogs que tu amor por escribir viene de familia. Pero hay algo que no se conquista y es el ángel para la pluma con eso que se nace. En cada palabra tuya, analogía, bucle, filete, das maravillosas muestras del don que se te ha dado. En verdad eres angelada literariamente y me alegra ser tu amigo y disfrutar de tu escritura

    ResponderEliminar
  11. Cualquier día nos matarás con la belleza de tus letras. El misterio enamora desde tus ojos, desde tus labios.

    ResponderEliminar
  12. Has enlazado maravillosamente metaforas con un cierre profundo
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Habitas, querida Gabriela, la paradoja: proclamas lo indómito de la emoción pero has habilitado el método para objetivarla. ¿Qué si no son esos "relámpagos descalabrándose contra el papel"? Tus fulguraciones léxicas son esculturas de aire que podemos saborear: coges la sombra y la granulas; inventas la horma para el óxido; los abismos consiguen erecciones insondables en tus versos... La muerte expulsa sótanos cobre nuestra vidas... La urgencia negra de diluirse en el azul, como el jabón porque no somos bastante: pero en la espera, garabateas precisas palabras para construir un discurso con la coherencia de los sentimientos que destilas y de duyo licor nos das de beber. Corre, cimarrón, el potro de tu emoción por estos limbos.

    Un abrazo, domadora de emociones.

    ResponderEliminar
  14. Nunca acierto a comentarte bien, pero sé que me gusta y fascina tu forma de escribir. Como quizás sea, te veo en un estado puro y un tanto surrealista, diría yo, estampando en el papel el frío y suave azul en el todos convergemos. Hasta aquí he bebido de tus azules, pero debo reintegrarme a mis barcas y olas de nuevo para alcanzarme en mi mitad alejada. Besos

    ResponderEliminar
  15. Cualquier día mi querida GABRIELA, todo será nuevo, las rocas serán blandas, el mar estará en tus ojos y el alma aquietada, ya no tendrá ninguna emoción indomable. Tan sólo habrá una gran Copa, donde beberemos de su labio, el elixir del puro amor.
    Mira...tienes un Premio de Oro en mi blog, en honor a mis poetas y escritores, espero que sea de tu agrado.
    Con ternura te dejo mil besos.
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  16. Tú sí eres fascinante. Tu poesía lo es.

    Un beso grande, Poeta.

    ResponderEliminar
  17. Cualquier día caerá un Mundo en nuestro costado.
    Magnifica Gabriela
    Un abrazo preciosa

    ResponderEliminar
  18. Cualquier dia, y cualquier noche,te diré y te digo:
    Guapa¡ guapa¡ay guapa¡ a ritmo de pasodoble...
    Bess.

    ResponderEliminar
  19. He recorrido tus trabajos de los últimos tiempos y me llevo enamorado las figuras literarias de tu lira, querida Gabriela. Adoraría que tus musas se enamorasen de mis duendes, tanto como que mis cuerdas pudiesen penetrar los sonidos y silencios de la tuyas, tanto como un hombre penetra los secretos de una mujer en el amor, cuando en realidad se aman. Todo esto, en realidad, es lo que me llevo de este encuentro con tus letras. Te aprecio y quiero mucho, Gabriela.
    Tu obra es magnífica, soberbiamente magnífica.

    ResponderEliminar
  20. Gabriela, por eso de que no me gusta decir siempre lo mismo, puedo decir en esta ocasión que me he encontrado un poco en algún fragmento, pero me he perdido más en el conjunto, respecto a otros poemas tuyos que me han gustado mucho más. Bueno, sale la variedad que nos agita, y como suele decirse, no habría adjetivo sin su antónimo.
    Besos y rosas

    ResponderEliminar
  21. La libertad de dejar salir de nuestro yo la poesía, en momentos ofrece giros enigmáticos, la combinación del efecto de la concatenación de los signos y sus significados, recrea universos en cada lector.
    Una paradoja será siempre la lectura de poesía... Mi cariño y afecto Gabriela.

    ResponderEliminar
  22. Cualquier día es un desafío
    para empezara cambiarlo todo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Uno pasa para ver si hay algo nuevo, pero veo que habrá que esperar. Te dejo un cariño, entonces.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  24. Excelente poema! Me gustó mucho. Los dibujos de otros posts están geniales (no sé por qué no se puede comentar).
    Un saludo, muy bueno tu blog

    ResponderEliminar
  25. hola Gabriela,
    es el ser y estar en cualquier día,
    el acto y el pensamiento ,
    la vida y la muerte
    la esperanza y la resignación ,
    la tristeza y la felicidad en cualquier día!

    Un poema precioso nos regalas^^


    un abrazo fuerte^^

    ResponderEliminar
  26. "Cualquier día
    me desharé en azul
    como un jabón
    porque no basto"

    Cierto, se emociona una indomablemente al leerte..

    Besos, Gabriela

    ResponderEliminar
  27. Excelente homenaje y recuerdo para una amiga que debe haber copiado, mecánicamente, parte de tu alma... eres genial, poeta amiga!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...