¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨BLOG DE LITERATURA Y ARTES PLÁSTICAS

viernes, 15 de abril de 2011

Mitos, prostitución y licantropía

   



   



    El término “cancerbero” en nuestra actual lengua española es sinónimo de vigilante, guardián y otros vocablos de análogo significado. Pero la palabra “cancerbero” debe su origen a la fascinante Mitología Griega.

    Cerbero o Can Cerbero era un ser mitológico, el perro de Hades, un monstruo de tres cabezas que blandía por cola una serpiente. Can Cerbero guardaba la Puerta del Reino de Hades o el inframundo, y aseguraba que los muertos no salieran y que los vivos no pudieran entrar.

 ...  



    La presentí cuando desprende las hebras de piel el invierno. Petroleaba rostros el ocaso y el himen del viento estaba partido.

    Era una prostituta sonámbula que amalgamaba humo en las axilas y cólera urdida en las ingles. Solía sentar el tránsito fúnebre de sus nalgas en portales nocturnos y en latitudes blandas como ganglios de gelatina corrupta.
    Llegué apartando neblina hasta la vibración de una presencia uterina y sombría. Me alojé tras su reverso mudo y le peiné mechones jironados de cabello como lenguas bífidas y apelmazadas por el sólido semen de sus aniquiladores. A la intemperie exponía la columna vertebral, que a penas ensamblaba su carne, estaba roída como una espina boreal que adelgaza con el fuego.

    Y lloré sobre ovarios de desidia, tragué el ectoplasma de mi propia posesión para gritar que exorcistas las manos de todo aquel que extirpa vida de otros cuerpos, orfebres de infamia que punzan las más sumisas alhajas para labrar la rabia frágil y feroz, femenina…

    Ella y su prostíbulo cuerpo nació entre vientres tratantes de pellejo. Maceró en su piel la raíz del lanugo inmaculado, ese vello con el que todos veneramos al origen. La membrana de su niñez ocultó aquellos muñones de pelusa alojados como embriones voraces. Fue viviendo desgarros e inmundicias y poco a poco la carne traficada de hoy fue mutando en humus de una estepa que espesa las fibras capilares para ser escarpias resentidas.

    Yo seguía tras ella, esperando adorar voz y desamparo. Cuando giró su rostro y saldó la mortaja de sus labios para pedirme líquidos embotellados ya no había boca, eran fauces las que le robaban niebla al entorno, eran sus dientes los que estaban enhebrados con hilos de etílica saliva, y una sombra reventaba el espacio entre sus ojos como un hueso al que todavía le quedan cepas de sangre por devorar.
    Acerqué mis incisivos a la nuca de la fiera errante para evitar su dentellada y contra lajas de cabello atormentado murmuré mi trance vengativo: …licantropía… licantropía…

    Enloquecidamente hurgué el lodo suplicando huellas de perra, de ella. Enardecidamente las encontré y exigí lluvia para que rebosara de caldo sus pisadas y beber, de ellas.

    La catarsis ha de transmutar la rabia urdida en el odio para renacer en rabia simple y salvaje.

    Comencé a transfigurarme…

    Efervescencias crujiendo en lagrimales, párpados convexos, exudado de líquidos biliares, entramado de arterias que tiran de la carne como garfios purpúreos que descarnan. Fémures se agitan soterrados, esternón que detona, volatiliza el latido, las manos ocultan su humana procedencia, los labios se fracturan sobre la mandibular crecida, pabellones auditivos fragmentan el silencio para escuchar frecuencias invisibles, se despedazan sentimientos o recuerdos… y ya no soy capaz de proseguir con descripciones homínidas, ajenas a mi nueva y feroz naturaleza…


    Desde entonces persigo a un chacal mutilado que, con el vaivén de su cojera, va cardando el empañado de la niebla. Repele incesantemente mi cercanía porque sabe que es el cancerbero de la Puerta a los Infiernos. Impide mi acceso mientras habito el intramundo, o aquella dimensión entre el mundo de los vivos y el de los muertos.


    Ocupo un fragmento del espacio todavía sin resolver…






Licencia de Creative Commons
Mitos, prostitución y licantropía by Gabriela Amorós Seller is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

24 comentarios:

  1. ..."La rabia urdida en el odio para renacer en rabia simple y salvaje"...

    Gabriela, mi Gabriela...simplemente perfecto...

    Un beso, de esos llenos de admiración ante alguien que tiene el don de poder escribir algo así. Eres impresionante, amiga mía.

    ResponderEliminar
  2. Que lujo.
    Creo que voy aprendiendo a leerte.
    Saboreo cada frase y disfruto del festín de tus palabras.
    Gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Es mirar vómito de palabras. Desde tu mente, directamente al teclado. Gracias.


    Auuuuu

    ResponderEliminar
  4. Vuelvo en un rato que he de cocinar algo, tengo un hambre que muero.

    Un beso,

    Anddri

    ResponderEliminar
  5. Me dolió más que a él tu entrada.Ese dolor del alma de animal herido que busca su presa,realmente increíble Gabriela.
    Después de una semana de hospital ,agujas y una semana con un brote de migrañas,descansaré la semana que viene ya que en España se celebra la Semana Santa,no sé si en tu tierra lo hacéis.
    Millones de besos y siempre en mi corazón.
    Abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  6. Amiga Gabriela, leer tus escritos es siempre engancharse en ellos, tienes un extenso y rico vocabulario para transmitir, te felicito por tu manera de escribir.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta mucho. Te cuento que me cogí el diccionario para ir resolviendo el mazo de palabras que no sé el significado. Una de las cosas que agradezco de leer es que el autor aporte a mi léxico y tú lo haces con tus entregas.
    Luego la riqueza imaginativa que tienes es un disfrute, es un cosquilleo como el que siente el que está enamorado, aunque suene exagerado te lo digo así no más.

    Y luego que la historia es de esas en que el cerebro se deleita sobremanera entrando a dibujar imágenes que no están descrita de una manera típicamente usual, eso lo hace para mí muy interesante y salvajemente excitante lo que escribes.


    A propósito de salvaje, tuve un novio que me decía la salvaje, ay, los momentos que tuve junto a él fueron bien ricos, no recuerdo otro que...Ay, mejor lo dejo aquí, jajajajaja.

    Bueno, un besote, guapísima.

    ResponderEliminar
  8. Lo leí depacito, pa entregarme, pues así le doy respeto a la lectura y al autor o autora. ¿Sabes?, a mí esto de ir dando género a todas la palabras me fastidia un pétalo o un ovario pa que se entienda mejor, aunque a mí huevo o guevo, me va de perlas. Debería de respetarse la palabra autor, debería de no cambiarse a autora porque la palabra autor (para mi) aplica para los dos sexos. Esto de estar sexeando, de verdad, eh?!!, si la misma palabra aplica para los dos géneros sin necesidad de ser feminizada. Qué jodienda!!! Ni las palabras pueden ser libres de la guerra de los sexos.

    ResponderEliminar
  9. Este trocito me caló los tuétanos de los tuétanos: "La catarsis ha de transmutar la rabia urdida en el odio para renacer en rabia simple y salvaje".

    Besicos

    ResponderEliminar
  10. Mi dulce Gabriela ,eso es lo que menos me importa.¿Qué es el cuerpo sino el disfraz del alma?El dolor físico lo llevo mejor que ese otro dolor que se queda pegado al corazón.Desde que me robaron la infancia ,pasando por esta enfermedad ,el arrancarme un trozo de mi vida por culpa de ella ,el querer desaparecer del mundo por todo lo que no podía soportar mi alma...eso es lo realmente doloroso y gracias a mi fortaleza y a mi esposo e hijo ,aquí sigo siendo cómo el fénix,resurgiendo de mis cenizas una y otra vez.Mil veces caeré para levantarme otras mil.Podrán castigar mi cuerpo con lo que deseen ,pero me juré a mi misma que mi alma la recompuse una vez y no la volverán a dañar más.
    No puedo explicártelo de otra manera por aquí.
    Millones de besos.
    PD:¿Sabes que mi profesión tenía que ver con el ejercicio físico y practicaba danza?Ahora que no puedo saltar,ni correr ,ni bailar,escucho esta melodia y mi alma vuela y danza libre,es con lo que me contento.

    ResponderEliminar
  11. Como siempre cielo,te leo despacito.Besos

    ResponderEliminar
  12. Tienes un manejo del lenguaje excepcional, tus letras transmiten a través de una brillante adjetivización todo un crisol de sentimientos.

    Un verdadero lujo el leerte.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Cuídate un mundo.
    Hasta pronto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Hola Gabriela. Nunca antes me habían hecho un comentario tan lindo como el que me dejaste tú.

    Muchas gracias.

    ¡¡¡Besos!!!

    ResponderEliminar
  15. Eres distinta, esa seria una de las lines que quedan en la mente al leerte un poco, o escucharte, que tambien escuche el podcast, tienes un estilo muy especial, y unos gustos magnificos, tu entrada de "Eleanor Rigby versus lonely people" es genial.


    Un gusto!

    ResponderEliminar
  16. Impresionante y aterrador relato, contado de forma magistral, como siempre, Gabriela.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Vine a visitarte desde el blog de Scarlata que siempre te veia por allí, me alegro de haberlo hecho, volveré a atacar de nuevo.

    Existe un punto donde almas que se creen perdidas o vagan sin saber donde dirigirse claramente se cruzan, incluso allí se devoran unas a otras igual que en el mundo de los vivos. Tremendo relato este donde reflejas eso de forma visceral.

    ResponderEliminar
  18. Gracias a todos por vuestros comentarios, sin ellos estos textos andarían cojos y malheridos.

    BEA: La rabia simple del hombre silvestre... como dijo Silvio Rodriguez.

    MARÍA: Cuando llegas traes la luz.

    ANDRI: Que puede decirte su tú también eres una musa para mí.

    MORGANA: Sé que eres un ave fénix reencarnado.

    SCARLATA: Léeme o no me léas, eso es lo de menos, pero no dejes de venir a hacerme compañía.

    ACRÓBATA: Me alienta mucho tu comentario. Gracias por venir.

    SYD: Aprecio mucho tus palabras. Eres el primero en comentar el podcast hasta ahora...un premio es para mí que lo escucharas.

    MIGUEL: Valoro tus comentarios enormentente.

    NECTAR DE LLUVIA: Tu nombre es esencia así como el comentario que me has regalado: "Existe un punto donde almas que se creen perdidas o vagan sin saber donde dirigirse claramente se cruzan, incluso allí se devoran unas a otras igual que en el mundo de los vivos."

    RICARDO: Me alegra tu vuelta, a veces las ausencias son la catarsis que necesitamos.

    Os beso a todos.

    ResponderEliminar
  19. TORO SALVAJE: Presiento que empiezas a leer mis textos con el alma y el corazón libres de la razón, con el instinto salvaje que también te devora.

    Mariette: tu visita me conmueve pues eres lobezna.

    Besos a los dos.

    ResponderEliminar
  20. Sí si,yo teo, despacio ,pero te leo...Besos guapa¡

    ResponderEliminar
  21. Menuda conju(n)gación de conceptos. El único no-mito es la prostitución, sí mítica y legendaria, pero realísima como la existencia del mundo.

    ResponderEliminar
  22. Narración que mantiene en vilo al lector. Un músculo fabular impresionante. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  23. Julio: gracias por tu generoso comentario. Es un placer que te intereses por textos pretéritos, de verdad te lo digo, que me anima bastante. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. MUITA EMOÇÃO NO SEU TEXTO.ELE VALORIZA ATÉ A INTERPRETAÇÃO MITOLÓGICA.
    ABRAÇOS, GABRIELA...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...