¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨BLOG DE LITERATURA Y ARTES PLÁSTICAS

viernes, 13 de mayo de 2011

Mientras pintaba SABBATH






      Una ortiga adolescente, al contrario que la adulta, no puede prescindir de la atmósfera que envuelve su urticaria, por ello la transforma, la hirsuta en trazo.

 ...


      La aleación de piel y lunático satén esquirla la carne por sí misma y gravita en cópula, la de su ignición con éter.

      En el limbo del incendio se suicida la visión, siempre fue así.

      Ora son invertidas bóvedas que se ahorcan en su obscena gelatina, ora nucleares monóculos que penden de cornisas de flama, o crisálidas esféricamente ahumadas por ceniza… Hasta que devienen en meduseos cíclopes sacrificados por la decadencia de su perspectiva, condenados a mirar sin tregua y sin sarcófago.

      …Ya no se les puede exigir a unas cuencas oculares carentes de párpado que mastiquen el enfoque.
      Y bajo el romo de su cosmología hibridan las que danzan copuladas, se aparean con las placas tectónicas de la deflagración del espacio.

      Idólatras aquellas que distinguen la piedra fundida de la lava.

      Por consiguiente, para gozar de esta lúbrica iniciática, el pestañeo está proscrito. Entonces,… transgredamos el mecanismo del ojo y su bostezo recurrente, que más que párpados y córneas desplegamos por inercia dos bocas de pescado que boquean al querer eructar canicas.
      Habrá que transfigurar la fascinación por el espasmo de la brújula cuando la plenitud de su inmovilismo la penetra o llamarlo misticismo de los descarriados.
      Develado el horizonte prosigamos entonces urdiendo magma.
     
      El fuego se lamina para alojar secretos entre lascas de piromanía. Pero aquellas aureoladas deidades no consienten que el placer no se comparta. Entonces démosles onzas de fogata con la impronta de la fornicación extasiando la punta de cada espelma. Ofrezcámosles todo lo que demanden para concluir la obra sin contratiempos… aunque, merced de su voluntad, este expresionista invernadero comienza a ser más suyo que del intrínseco cultivo.
     
      Y cada vez que se acercan los dedos a la tela aúllan frecuencias arcanas… descubro que el propio lienzo es un theremín compartido. Cuanta más materia inyecto más deseos de rebatir su evanescencia atesoran estas meretrices, embaucan con cánticos de crines intuidos.

      Aquellas cuerdas invisibles estiran del cráter, se aseguran de que la mano consume la erupción de su emboscada.

      La tiranía se estimula con ceguera.

      Los parámetros se forjan con otras medidas decretadas; éstas, a su vez, se crean con leyes y órdenes sedimentados en terca nervadura… La vida que hemos construido es un aula de moral entumecida, con cimientos de juicio sobre juicio, norma sobre norma. Allí se asientan los tiranos, encima de peldaños de párpados obtusos.

      ¿Dónde está el chasquido en la maqueta apelmazada?

      Sí, la ambición de los íncubos siempre fue aquel crujido que la debilidad suplanta por razón adiestrada.
      El ciclo del espectro se desata en el arte y la pintura.
      De modo que, al tiempo que blandía rígido nervio de pincel, brotaba de un segmento infinito; sí que existen tales.

      Culmino y maldigo al rebuscar algún rincón para ocultar esta arcana alegoría. Encubro las voces con otro polvo, el del padre que repudia al legítimo y, hasta hace poco, ha habitado el sudario de una cavernosa alacena.

      La obra siempre ha pertenecido al reino del seísmo que no a la distocia. Y esta otra que depone sólo es hija de aquella Teoría de Cuerdas que proclama a la partícula como estado tembloroso.


A esta incubadora somática se enfrenta la memoria como un mamado insecticida…


Así urdía el tiempo, tal un alambique hedonista, absorbiendo traficado metano para destilar escapularios de sacrilegio. Uno de ellos fue Sabbath. 



El lienzo de Sabbath me estaba soñando al mismo tiempo que yo lo soñé a él. 



(La imagen pertenece a Sabbath, un óleo sobre lienzo pintado en la adolescencia)









Licencia de Creative Commons
Mientras pintaba SABBATH by Gabriela Amorós Seller is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

37 comentarios:

  1. Me has vuelto loco.
    Más de lo que estaba.
    Pero me ha gustado.

    Besos alucinados.

    ResponderEliminar
  2. Me cuesta ver entre tanta oscuridad, Tus palabras me asombran. He pasado tanteando por sus pasillos oscuros. Cuando he encontrado la salida, me reconocí llevando conmigo esas sensaciones que tu solo sabes provocar: una endiablada y maravillosa fantasía.

    Un abrazo
    Mercedes

    ResponderEliminar
  3. Pienso en las aves fugaces que van por cielo rojo y venero el espacio ancestral de la ternura que no sueña. Pienso en Saturna Niplodonte y me siento reina de los gatos libres de lamentacioenes. Tengo un pecho aquí en mi alma de madera que prende cada vez que se enciende al leer tus letras.

    Me lo vuelvo a leer, pues está como para repetir y repetir, para no dejar de sentir sensaciones.

    A veces tengo miedo de estar muerta de verdad, le pido a mi ego todos los días que se mantenga enfermo para que me duela mucho.

    ResponderEliminar
  4. Lo de mi ego sólo tiene que ver conmigo.

    ResponderEliminar
  5. Eres demasiado. lo más difícil del discurso surrealista es sostener su propia lógica. Lo has logrado. Brotan palabras como sobredosis de trances hipnotizantes, fulgores que demuestran, como dije en mi comentario anterior (justamente ayer, es decir, antes de poder recomponer mi raciocinio) que se describe y se ve desde la profundidad de las razones de las cosas. Dos placeres es leerte, ya no basta uno. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, he tenido que publicar nuevamente esta última entrada pues Blogger estuvo no sólo de ajustes sino de comilona. Supongo que a más de uno le habrá pasado.
    Agradezco enormemente vuestros comentarios y menos mal que los guardo como tesoros que son así que los recompondré de nuevo.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  7. TORO SALVAJE dijo:

    Me has vuelto loco.
    Más de lo que estaba.
    Pero me ha gustado.

    Besos alucinados.

    Y le digo yo: Eres un loco maravilloso.

    ResponderEliminar
  8. Mercedes Ridocci dijo:

    Me cuesta ver entre tanta oscuridad, Tus palabras me asombran. He pasado tanteando por sus pasillos oscuros. Cuando he encontrado la salida, me reconocí llevando conmigo esas sensaciones que tu solo sabes provocar: una endiablada y maravillosa fantasía.

    Un abrazo
    Mercedes

    Y le digo yo: Mil gracias por pasear conmigo en estas fantasías pues de tus palabras deduzco que también son tuyas estas quimeras y me alegra tu compañía.

    ResponderEliminar
  9. Anrixsan dijo:

    Pienso en las aves fugaces que van por cielo rojo y venero el espacio ancestral de la ternura que no sueña. Pienso en Saturna Niplodonte y me siento reina de los gatos libres de lamentacioenes. Tengo un pecho aquí en mi alma de madera que prende cada vez que se enciende al leer tus letras.

    Me lo vuelvo a leer, pues está como para repetir y repetir, para no dejar de sentir sensaciones.

    A veces tengo miedo de estar muerta de verdad, le pido a mi ego todos los días que se mantenga enfermo para que me duela mucho.

    Y yo le digo: Me ha encantado que la materia de tu pecho sea la madera pero creo que él es la llama, él es el que quema todo lo que atrapa su fuego. Te quiero, amiga.

    ResponderEliminar
  10. Andrixsán dijo:

    Lo de mi ego sólo tiene que ver conmigo.

    Y le digo yo: Eres única.

    ResponderEliminar
  11. Javier F. dijo:

    Eres demasiado. lo más difícil del discurso surrealista es sostener su propia lógica. Lo has logrado. Brotan palabras como sobredosis de trances hipnotizantes, fulgores que demuestran, como dije en mi comentario anterior (justamente ayer, es decir, antes de poder recomponer mi raciocinio) que se describe y se ve desde la profundidad de las razones de las cosas. Dos placeres es leerte, ya no basta uno. Besos.

    Y le digo yo: Tú si que eres demasiado con los comentarios que me dejas... pero sobre todo con tu maravillosa escritura, mucho talento Javier, un placer ir a leerte, ya te lo dije un día. Son un gran estímulo tus palabras. Besos

    ResponderEliminar
  12. Muchos besos mi niña. Un bouquet de ellos.

    Me encantas!!!

    ResponderEliminar
  13. Buenas tardes... Es el mundo,
    tres caminos con anchas sendas,
    el derecho que es paralelo,
    el izquierdo nuestra inspiración
    y el terrible nuestro.
    Gracias

    ResponderEliminar
  14. Increíble texto y con tu exquisito lenguaje, siempre me abruma pero me envuelve, me atrae y me dejo envolver en tus letras, besos

    ResponderEliminar
  15. Gracias recoger los comentarios y gracias por entender tan bien el mío.
    Yo también he puesto en el blog los comentarios que habían desparecido con el problema del blogger.

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Mi preciosa Gabriela...

    Estaba de los nervios...por que no podía leerte, no me dio tiempo.

    "La tiranía se estimula con ceguera...", impresionante amiga mía...Todo el texto, siento que necesito leerlo varias veces más...

    Tienes ese tipo de genialidad...que cuando se presenta ante mis ojos, tengo que contener la respiración para poder disfrutarte. La palabra "lujo" en el diccionario...lleva tu foto.

    Un beso, mi preciosa Gabriela.

    ResponderEliminar
  17. Letrada,te sigo leyendo...Besos amiga¡

    ResponderEliminar
  18. Las palabras saltan y se burlan del lector -un fenómeno poco estudiado- sin permitirle finalizar una imagen cuando otra ya va surgiendo en su mente. Tiene tu discurso la rotundez -si se me permite el vocablo- del genio que se pone a prueba a sí mismo, con una espistemología sarcástica -¿Por qué no?- y plena.
    Qué experiencia es leerte, Gabriela. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. !Estoy emocionada!...

    Me ha encantado conocerte...jajajaja.

    Un beso, mi preciosa Gabriela.

    ResponderEliminar
  20. !qué sensación más bonita...!

    Te aseguro que no me habría cansado de abrazarte...

    Gracias mi princesa, mil gracias por ese momento.

    ResponderEliminar
  21. Hola Gabriela, además de agradecerte nuevamente le premio que me has dado, el que me enorgullece, vengo a leerte con fruición porque tus post son estupendos siempre. Es un placer pasar por tu blog, de verdad. Por otra parte, gracias por explicarme cómo debía proceder con el premio. En eso estoy...eligiendo los 10 blogs, las mentirillas y las verdades ;)
    Eres un lujo Gabriela para quienes contamos con tu amistad. Un abrazo desde Ciudad de Buenos Aires, con mucho cariño

    ResponderEliminar
  22. Yo no sé... pero a mí me pones!

    ResponderEliminar
  23. Gabriela, el texto me sugiere creación en estado puro. Me lleva a pensar en los rincones más inaccesibles de la mente del artista en el instante de enfrentarse al lienzo en blanco. Materia transformada conscientemente, pintura, palabras, qué más da...
    Un beso,
    Miguel

    ResponderEliminar
  24. Anónima: me alegra saber de tí, amiga... Espero tu vuelta, piénsalo si te compensa... no me olvido de tí. Un beso muy fuerte.

    Garsil: agradezco tu comentario y también lo hago mío, ese último camino es un constante desafío. Un saludo

    Mixha Zizek: cuanto me animan tus palabras, es un gran estímulo que mis textos generen esas emociones en alguien. Un beso y mil gracias.

    Julio: gracias por saber entender, en el sentido de ser indulgente, ese ímpetu furioso y transgresor que intenta también romper el sedal de la propia iterconexión entre texto y lector, porque no es buscado de manera pretenciosa sino que forma parte de un impulso inevitable. Tus comentarios son increíbles. Gracias enormes.

    Mi Bea: que te puedo decir después de lo que nos ha pasado... pues que dentro de poco volveré a abrazarte de nuevo, es eso lo único que puedo pensar ahora,...eso sí que es un lujo, amiga mía,... que hoy he vuelto a escucharte. Te beso.

    Susana Inés de Nicolini: ha sido un auténtico placer que hayas aceptado el premio pues soy una gran admiradora de tus textos y es un privilegio tu comentario, ese es el premio para mí. Mil gracias.

    Bixen: me alegro por tí. Un saludo.

    Miguel: Sí, la verdad es que tu también eres creativo y lo sabes, entiendes bien lo que suponen esos instantes en el que, como dijera un día un compañero de blog de manera brillante al expresar esa identidad que aflora con la creación: "hay rostros que sólo emergen cuando los sumerges en harina". Muchas gracias Miguel por este valioso comentario.

    ResponderEliminar
  25. Mi dulce Gabriela tu entrada es magnífica,me imagino una transformación o evolución,algo realmente increíble.
    Gracias por venir a saludarme.
    Un millón de besos,espero poder regresar pronto.

    ResponderEliminar
  26. Palabra en estado puro: del manantial de la pureza de la propia palabra que es la impureza misma de la expresión. Me alucina, literalmente, tu parnasianismo surrealista.
    Un abrazo tecleado: u n a b r a z o
    i n t e r p a n t a l l a l.

    ResponderEliminar
  27. Se me fue el sueño al cielo...y se me ocurrió venir a decírtelo, pues aquí me siento confiada, como que puedo ser yo.

    Que pases buen día, niña. Ta lueguito.

    ResponderEliminar
  28. ¡Hola!
    Tal estaxis, se hubiese prolongado con la quema del caballete.

    Salud.
    J.M. Ojeda.

    ResponderEliminar
  29. Es mentira lo que ves, lo que veo.
    Deberíamos intentar cerrar los ojos y todo sería maravilloso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  30. Sí, son ojos heterotópicos, sin duda.

    ResponderEliminar
  31. No tengo palabras, preciosa...

    Sólo sé, que eres un lujo para mi.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  32. Mi niña, me dices tantas cosas lindas, que si no me enamoro de ti, seguro que es porque soy un mando verde. Aunque los mangos verdes en ensalada están bien ricos. Lo que quiero decir en realidad es que eres un solecito conmigo, que me encanta que me digas que te la pasas bien en mi blog (que es tu blog), pues eso es muy estimulante para mí.

    Muuuuuuuaaaaahhhk, te quiero!!!!!

    ResponderEliminar
  33. Interesante post, gracias por compartir
    un placer pasar por tu casa.
    te dejo mi saludo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  34. Vengo por primera vez a tu blog y te aseguro que quedé tan loca como Toro Salvaje
    Cuando lograba rescatar una imágen ¡¡¡zaz!!! que me aparecía otra.
    Leeerte a tí es como subirse a la montaña rusa, 10000000 sensaciones por minuto...
    Besitos, Scarlet2807

    ResponderEliminar
  35. Mil gracias a todos por vuestros comentarios.
    Aprendo con todos ellos pues la verdad es que éste es un texto bastante anárquico, creo que aún rebelándose a las interpretaciones, admite todas ellas. Se creó a partir de la idea de plasmar una perpectiva particular sobre la interrelación entre obra y artista partiendo de una suerte de trance metafísico o, tal vez, cosmovisión.

    Un abrazo para todos.

    ResponderEliminar
  36. Hermosa experiencia de palabras, colores, el lienzo, Gabriela.

    Este texto es para leer despacio ya que al principio parece críptico, pero poco me he dado cuenta de que es bastante descriptico.

    Un saludo
    y enhorabuena
    Esta simbiosis entre literatura y pintura te ha quedado muy bien
    Ana

    ResponderEliminar
  37. Aaaaaaah!
    Hay espacios, que uno jamás debería perder de vista.
    Todo brota, todo fluye e incluso alcanza el éxtasis...
    Me encanta lo que leo, me nace VERTIGO, cuando lo escriba, te lo dedicaré.
    Buenas noches

    Dirá, algo más o menos así:

    Vértigo



    Hablas y se levantan los rostros, uno tras otro, la calle tan estrecha recoge mi cansancio, una copa de vino en el cristal de las nostalgias,
    Ay! corazón perforado, un labio interminable como río, me alarga entre babas esta rara tristeza.

    La mano atenazada, rompe los matices del agua, tanto azul sobre el día y yo ave, vuelo transversal, indagando el duelo del aire...

    Continúa ( cóbramelo, si te interesa )

    Saludos...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...