¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨BLOG DE LITERATURA Y ARTES PLÁSTICAS

domingo, 24 de octubre de 2010

Crisálida

No es para ti este cuerpo,
Ni para el vértigo la fragua.
Te lo intentas despender
Con el temblor de la crisálida.

El delirio afila uñas
y jadean sábanas.

Hasta que llega el sueño
Y bostezas telarañas.
Allí tu piel
Es envoltura
Y la carne,
Que te cosieron al nacer
Para impedir su fuga,
Se parte.

Entonces te expandes,
como hizo el universo
cuando Nada lo contuvo.

Al despertar lo sabes,
Que sigues con tu cuerpo
Destinado para ti
Y el deleite de los cuerdos.

Debe ser que vives
muriendo cada noche.






Licencia de Creative Commons
Crisálida by Gabriela Amorós Seller is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...